Drenaje linfático Manual DLM

¿Qué es?


“La activación manual del drenaje del liquido intersticial  y de la linfa a través de los vasos linfáticos”.

Es un tipo de masaje muy específico, cuyo objetivo es ayudar o activar al sistema linfático  a eliminar los líquidos, sobretodo en aquellos estados en los que éste sistema está sobrecargado.

 Se utilizan maniobras superficiales, suaves, lentas, rítmicas y precisas  (en el sentido y dirección de las vías linfáticas) 

 Su Creador fue Emil Vodder (Dinamarca 1896-1986) que fue el primero, junto a su mujer Estrid,  en tratar los ganglios linfáticos (algo tabú en aquella época) en enfermos con patología respiratoria, aunque no tardaron  en observar sus amplios y variados beneficios en muchas patologias y procesos.

Otros precursores del método fueron Johanes Asdonk en Alemania, Günter Wittlinger en Austria y posteriormente Leduc.

 

Phasellus vulputate quisque ad

Magna lacinia elit ipsum dictumst convallis non libero dui nibh cursus blandit, lobortis vestibulum neque odio congue dolor quisque donec inceptos donec.

Sit ultricies lectus

Placerat taciti semper quisque

Quis varius leo fusce rutrum aenean volutpat pellentesque massa elementum aliquet gravida, maecenas luctus ligula integer neque imperdiet consectetur aliquet sit lorem aliquet in, porta semper interdum et dui sociosqu eleifend netus viverra fusce. Class massa curae aenean tortor fusce per aliquam nisi quis, imperdiet est maecenas aliquam conubia feugiat etiam mollis, curae a odio rutrum a sodales diam dui. Mattis velit curabitur sed sagittis, nibh bibendum velit facilisis curae, viverra imperdiet rutrum.

Beneficios del drenaje linfático manual

A través del DLM se mejora el edema provocado por la retención de líquidos, o tras un traumatismo (esguince), una cirugía, el que puede darse por motivos hormonales (embarazo), el que puede aparecer en pacientes encamados, o el causado por agenesia o extirpación de los ganglios linfáticos (frecuente en el tratamiento de ciertos canceres como el de mama) por citar los más frecuentes.

 

Efectos del DLM en la Circulación

El DLM esta indicado a su vez en problemas circulatorios ya que ambos sistemas están estrechamente vinculados y la mejora de uno repercute en el otro.

El sistema linfático no posee una bomba propia como el circulatorio (corazón) por lo que la circulación de la linfa depende en cierta medida del sistema circulatorio ya que los vasos linfáticos están en contacto con los sanguíneos y el impulso de estos favorece la circulación de la linfa.

De la misma forma una obstrucción en el sistema linfático afectará al circulatorio (por sobrecarga)  por lo que cualquier medida que restablezca la circulación linfática mejorará el retorno venoso

 

Diferencias entre otros tipo de masajes y DLM

Se actúa sobre los vasos linfáticos. 

Sus maniobras siempre son suaves, lentas y repetitivas.

El DLM nunca causa dolor (el masaje descontracturante por Ej. si) ni enrojecimiento.

La dirección y el sentido de las maniobras vienen determinados por la situación de las vías linfáticas.

Siempre se realiza de proximal a distal. (El circulatorio se hace al revés)

No se usan aceites ni cremas.